LA FALSA VOLUNTAD

LA FALSA VOLUNTAD

Una característica humana es la voluntad.

Te has preguntado eso? Has observado en ti mismo cuando tienes voluntad y cuando la pierdes?

– Piensa un momento en la voluntad para mover una mano. Necesariamente hay una causa, un motivo.

– Piensa en la voluntad para ir a trabajar todos los días y la causa.

– Piensa en la voluntad para pensar. Es mas sutil. Más difícil de descubrir la causa.

– Piensa en la voluntad de sentir. Pérdida total. Uno siente lo que la escena de la vida le genera como reacción. Tu no puedes odiarme de un instante a otro. Tendrías que sentir un dolor, y que lo asignes como culpa mía y así fluiría ese odio.

– Voluntad para hablar. Es necesario siempre algúna causa para tener voluntad de hablar.

En la parálisis del sueño que me ocurría frecuentemente en la infancia, justo antes de entrar en el sueño o al despertar, ocurría ese interesante fenómeno de congelarme. No podía mover nada de mi cuerpo excepto los ojos. Deseaba mover los brazos, las piernas, la cabeza, y nada respondía excepto los ojos. Indudablemente después de años sé que algo o alguien estaba dirigiendo o permitiendo que eso ocurriera. Este fenómeno desconecta una parte de las funciones de otra parte del sistema. Sirve para evidenciar o separar una función de otra y en este caso, el “deseo” de mover con toda la “voluntad” para mover y la imposibilidad de “hacerlo”. Mientras que si normalmente estas en una mesa, y tienes un lápiz, y deseas cogerlo, es muy sencillo que el “sistema” (sin entender cómo funciona) dispare una serie de ordenes que sincronizadamente desembocan en un movimiento majestuoso de la grúa de la mano para tomarlo y “hacer” lo que el deseo quiere. En la parálisis del sueño el deseo y la voluntad no encuentran desembocadura.

Parece que fuera complejo, y es mucho mas profundo de lo imaginable pero para la investigación propia es muy sencillo empezar a detectar esos eslabones en la cadena que pretendo exponer hoy:

  1. “algo causante”
  2. “sensación”
  3. “razón o instinto”
  4. “deseo”
  5. “voluntad”
  6. “acción”

Lo que pretendo exponer es que lo que el humano llama voluntad en realidad es una reacción mecánica. Esto ocurre porque el humano no conoce una voluntad superior. Cada persona llama a las cosas según su conocimiento. Llamamos amor a eso que hemos experimentado como emociones fuertes, miedo a perder, celos, entrega, mariposas, etc… pero jamás se ha experimentado otro nivel superior de amor. Entonces como podría un humano si no lo ha vivido, siquiera creer que existe? Ni si quiera se puede dar cuenta de que ignora ese nivel superior de amor. Así mismo es la voluntad. En el humano corriente, lo que llama voluntad no es mas que una reacción mecánica al estar expuesto a unas fuerzas. Veamos este ejemplo:

  1. “algo causante” = son las 14:00
  2. “sensación” = “hambre”
  3. “razón” = yo creo que ya es hora
  4. “deseo” = fuego que enciende la voluntad
  5. “voluntad” = yo ordeno al cuerpo levantarse
  6. “acción” = yo voy a la refrigeradora o al restaurante

En todos los casos que decidas observar en ti mismo es posible descubrir una causa antes de tener voluntad. Si hay una causa entonces no es voluntad superior sino una reacción. Te invito a estas reflexiones para meditar:

  1. Existe una voluntad de vibración muy superior e insospechada para el humano común así como existe un amor desconocido. Es una voluntad no reaccionaria.
  2. La voluntad superior, esta encerrada en el yo quiero. A mas disolución del yo quiero, más voluntad superior. Quien se niega al deseo, recupera la fuerza. Es imposible alcanzar por codicia la voluntad superior. Cada vez será un yo quiero; yo quiero tener voluntad fuerte, yo quiero tener voluntad para no fumar, yo quiero voluntad para no reaccionar. Cada vez que una persona se propone alcanzar un nivel de voluntad sin comprensión, se esta adiestrando como un animal. No deja de ser una reacción, una falsa voluntad. En cambio disolver el deseo subjetivo o mecánico, genera el fluir o brotar de un nuevo nivel de voluntad para hacer cosas que no estaban en la lista de cosas interesantes por hacer como por ejemplo meditar para deshacerse del gusto por algo.
  3. La voluntad superior o voluntad Cristo, no se alcanza de golpe un día; ella adviene, llega, surge, brota mediante el rescate de las pequeñas voluntades atrapadas en la codicia o deseo (yo quieros).
  4. Toda vez que yo quiero, es deseo, es codicia.
  5. Todo yo quiero tiene una causa. Puedes descubrirla y disolverla.
  6. Todo yo quiero viene por sus 6 amigos:
    1. Yo quiero mas o menos (gula)
    2. Yo quiero no sentir dolor (miedo, ira)
    3. Yo quiero sentir placer (lujuria)
    4. Yo quiero no hacer (pereza)
    5. Yo quiero divertirme (pereza)
    6. Yo quiero saber (orgullo)
    7. Yo quiero ser (orgullo)
    8. Yo quiero tener (orgullo)
    9. Yo quiero poder (orgullo)
    10. Yo quiero eso que admiro en pepito (envidia)
    11. Yo no quiero que el otro gane más que yo (envidia)
    12. Yo quiero que los demás sepan (orgullo, vanidad)
    13. Yo quiero que el otro entienda (ira, tiranía)
    14. Yo quiero con violencia (ira)
    15. Yo quiero castigarte con mi silencio (ira)
  7. Querer la iluminación no deja de ser un objetivo egoísta codiciado. Incluso ese deseo debe morir para poder vivir plenamente el presente.
  8. Creerle a otra persona lo que dice que Dios quiere, es fantasioso y fanático. Descubrir eso que llaman la Voluntad del Padre es íntimo.
  9. Querer la iluminación es como estar cazando una mariposa. En cambio estar en paz libre del yo quiero es otra cosa.
  10. Considera la vida libre. Reflexiónalo. Estúdialo. Es posible ser libre? Pensar en la libertad no es darle límites? Imaginarla no es caracterizarla?
  11. Ahora imagina lo siguiente: ser libre de yo selecciono, libre del proceso de elegir. Cuantas cosas elegiste hoy?
  12. Ahora imagina lo siguiente: ser libre del proceso de yo califico y yo clasifico. Percepción sin calificación ni la posterior clasificación.
  13. Ahora imagina ser libre del recordar. Yo no actuó con reacciones según mis recuerdos.
  14. Considera ser libre de imaginar algo irreal. Yo no imagino lo que será ni lo que podría ser.
  15. Ahora que tal ser libre de tener que comer, dormir, vestir?
  16. Y que tal ser libre de la gravedad, del arriba y el abajo, de la posición, de la característica de la forma, textura, olor, sabor, duración.
  17. Que tal ser libre del cuerpo físico?
  18. Libre del tiempo y del espacio?
  19. Libre…. Y si fueras absolutamente libre entonces que queda? Te apetece hacer algo aún en estado de absoluta libertad? Te apetece lanzarte a ayudar en el mundo denso a tus hermanos a que alguno le de la gana despertar? Harías eso sin necesidad de sentir lástima, dolor, obligación, miedo, ganas de figurar? Y lo harías en secreto? Sin que se enteren? Podrías dedicar tu vida a que se expanda la conciencia? Si logras acercarte a imaginar el estado de libertad total y aún así te interesa participar en que se conozcan las leyes que rigen la vida para incrementar el nivel de Ser, entonces te acercas a una voluntad superior o Crística.

Hay varios yo quiero, unos encima de otros, que nos tienen poseídos todo el día sin darnos cuenta:

  1. Yo quiero saber. (al saber ya no hay inspiración ni fe sino recuerdo)
  2. Yo quiero saber lo que el otro piensa. (el que dirán, que pensarán)
  3. Yo quiero responder. Yo quiero que el otro sepa.
  4. Yo quiero que el otro sepa que yo se.
  5. Yo quiero que el otro no sepa mis debilidades.
  6. Yo quiero la felicidad.
  7. Yo quiero no sufrir.
  8. Yo quiero no tener miedo.
  9. Yo quiero ser esto o aquello. (realmente es un yo quiero saber que yo soy)
  10. Yo quiero saberme como yo soy x o y.
  11. Yo quiero recordarme que yo soy x o y.
  12. Yo quiero ser recordado o percibido como que yo soy x o y.
  13. Yo no quiero ser como soy. (desprecio de si mismo, odio, no aceptación)

Todas son reacciones aunque uno se auto-engañe llamándolo la libre decisión o libre voluntad también llamado el libre albedrío que es una mentira cultural. No existe tal así como se imagina. Si una persona cree que es 90% libre realmente es 95% presa.

El yo mas grande que tenemos es el yo ignoro y es del orgullo. Conocer nunca has de dejar de hacer, pero conocerte a ti mismo.

 

Si te llama la atención seriamente conocer mucho mas de ti, busca las conferencias gratis:

contacto@conocimientodesimismo.uno

www.conocimientodesimismo.uno

 

Deja un comentario